english

jueves, 30 de junio de 2016

Prohibida la entrada a menores de...por Ángela Alonso


En la pared del box 6, enfrente de la cama, hay pegada con papel celo la foto de una niña pequeña de unos 3-4 años vestida de chulapa, con su traje de lunares, su mantón, su pañuelo en la cabeza y su clavel reventón. Mira divertida a la cámara, de medio lado, con las manos en la cadera. Nos mira a cada uno de los que pasamos por ahí y no podemos dejar de decir: ¿pero quién es esta monada? .



¡Es mi nieta!, responde JM, y se le ilumina la mirada. Con la sonrisa en la cara, nos cuenta que es su única nieta, la niña de sus ojos, la cosa más bonita que existe en el mundo. No desea otra cosa que volverla a ver y comérsela a besos.

JM tiene los días contados, él lo sabe, su familia lo sabe y nosotros, sus médicos y enfermeras, no lo podemos evitar. La insuficiencia respiratoria es irreversible y terminal. La decisión de no intubar está tomada y consensuada. Solo nos queda aliviar, acompañar, consolar.

En cada episodio de disnea feroz y desaturación extrema, los ojos de JM están fijos en su pequeña chulapa. Parece que el único hilo que le mantiene unido a la vida es la fuerza que le transmite esa mirada pícara de su nieta y la esperanza de volver a verla. Solo la benéfica morfina hace que esa conexión se adormezca.

JM murió sin sufrir aparentemente. Digo aparentemente porque hubo un sufrimiento interno, espiritual, no físico, que no aliviamos. Murió sin ver cumplido su último deseo, el de ver y abrazar por última vez a su nieta.

Es cierto que estamos abriendo las puertas de las UCI, que flexibilizamos los horarios de visita, que animamos a la participación de las familias en el cuidado de los pacientes, pero seguimos dejando fuera de estos avances a los niños (“prohibidas las visitas de menores”). Lo hacemos, claro, pensando en ellos, en que hay que alejarles y protegerles del sufrimiento, del dolor, de la muerte… ¡ya tendrán tiempo para sufrir en esta vida!.
 
Pero tan natural como la vida es la muerte y el sufrimiento, y no podemos esconderlo. Tenemos la tarea de explicárselo a los niños como algo natural, inherente a la propia existencia, sin ocultismo ni dramatismo. Los niños pueden ser bajitos, pero no son tontos.

¿Por qué un niño no puede visitar a sus padres, a sus abuelos o a sus hermanos si están ingresados en una UCI? Siempre que se les explique bien qué es lo que pasa, cómo van a encontrar a su familiar y cómo se tienen que comportar, podremos levantar esa última barrera de nuestras UCI. Esto requiere planificación y consenso, tanto entre los profesionales como con los familiares y el propio paciente. La evaluación de cada caso debe ser individualizada y cuidadosa. Probablemente no debe ser algo rutinario todavía, sino excepcional, pero no prohibido.

La pregunta está en el aire: ¿y los niños para cuándo?.

Dra. Ángela Alonso
Miembro del Proyecto de Investigación HU-CI.

miércoles, 29 de junio de 2016

Humanizar: la herramienta clave. Por Alejandro Lendínez

 
La Real Academia Española (RAE) define “Humanizar” como “Hacer que algo o alguien tenga un aspecto o naturaleza humana o muestre influencia de los seres humanos, o conferir carácter más humanos (en el sentido moral), hacer algo más amable, justo o menos riguroso”.

Si es un término tan bien explicado y definido por la RAE, ¿por qué no humanizamos los cuidados?. ¿Cómo podemos humanizarlos?

Los cuidados deben y tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida y favorecer la autonomía del paciente, sin olvidarnos que estos deben de ser el centro de la atención, donde nosotros como profesionales debemos adaptarnos a cada uno, no ellos a nosotros.

En ocasiones los profesionales perdemos la esencia de estos cuidados, escondiéndonos detrás de las escusas de falta de tiempo o recursos insuficientes, olvidando el cuidado de lo invisible en nuestro quehacer diario.

Nuestros pacientes son personas humanas por lo tanto: ¿por qué se nos olvida humanizar el trato?. Es una pregunta que todos los profesionales debemos realizarnos: analizar por qué perdemos la esencia que caracteriza a la enfermería, esa esencia no se basa en el que hacemos, si no en el cómo lo hacemos. Ese como lo hacemos es la guinda del pastel o la línea que marca la diferencia, es el punto donde recuerdan el cuidado y este periodo de sus vidas como algo positivo o como su peor pesadilla.


 

La humanización de los cuidados no es una técnica estéril, ni difícil de realizar, básicamente porque de técnica tiene poco, ya que nace desde nuestra parte más humana, son hechos y acciones naturales que el ser humano realiza diariamente en su vida y puede aplicarse junto con los cuidados diarios.

Estas acciones o hechos son tan simples como sonreír, dar intimidad, respetar…. Son las que convierten la relación profesional-paciente más humana.

Tras hacer esta reflexión, creo que para humanizar los cuidados tan solo tenemos que seguir diez acciones o hechos:

* Si como profesional conozco el nombre del paciente, ¿por qué no pueden conocer el mío?

* Cuando el paciente se identifica tras su presentación, llamémosle por su nombre.

* ¿Para qué hablamos un lenguaje técnico a un anciano, adulto o niño, si sabemos que no nos van a entender?. Hagamos y acostumbrémonos a que nos entiendan usando un lenguaje claro.

* No adjudiquemos un número a una persona, tienen nombre propio.

* Dejemos que participen en la toma de decisiones, favorezcamos su autonomía.

* No se nos olvide que una sonrisa se queda marcada en el alma, es uno de los mejores inventos de la historia, usémosla.

* Acerquémonos a nuestros pacientes y sus familiares, tengamos un contacto respetuoso pero cercano (no queman ni hacen daño).

* Si ellos respetan nuestras opiniones, creencias, valores y deseos, ¿quiénes somos nosotros para no hacerlo?. El respeto es básico para hacer esta relación cercana y humanizada.

* Para la humanización también hay unas “keywords” y que encima son mágicas y tan sencillas como un “hola”, “adiós”, “perdona”, “por favor” y “gracias”.

* Respetemos su espacio vital. Es suyo durante el ingreso

Son diez acciones básicas para dejar de ser un enfermero y convertirnos en un H-Enfermero.

Enfermero. Unidad de Neurorrehabilitación

martes, 28 de junio de 2016

Cómo funciona un hígado, por Félix Martin


La función hepática: “El hígado es una víscera maciza que…”

Luís. Su hija. A los dos días de nacer: colestasis intrahepática familar progresiva. Síndrome de Alagille.

Luís y su familia son castellanos: su solución en Madrid.

 
- “Vuestra hija necesita un nuevo hígado”.
- “¿Puedo donarle a mi hija el que yo no necesite?”

Una bendita ecocardiografía pone otro reto en el camino: comunicación interauricular. “Hay que esperar a que cierre antes de trasplantar”. Pero ese recuerdo intrauterino se resiste a dejar de serlo. “Hay que cerrarla antes de trasplantar”.

En la recuperación de su cirugía cardiaca surge, como en la Teogonía de Hesiodo, una nueva “guerra de titanes”. Su hija sufre un traumatismo craneal de poca entidad pero seria repercusión: hematoma epidural.

Mientras esto acontece, ya Luís ha tenido que dejar todo por ella: trabajo, relaciones, inquietudes… Qué más avatares arrebatarán ese tiempo tan precioso como escaso en la vida de su hija.

Idas y venidas. Tiempo y mas tiempo. Luís no se separa de su hija. Recoge una piedrecita BLANCA del jardín del hospital todos los días de los nueve meses que pasa con ella: “Es lo único blanco que veía en el día. Me servía para olvidar el tinte amarillo de su rostro”.

Ahora si. Ya tendrá a su padre dentro para siempre.

“De todo, lo que mas recuerdo es, el primer día que la vi BLANCA y dormida toda la noche. Estuve llorando hasta que amaneció”.

 
 

Luís, sobre su mesa de trabajo, tiene 273 piedrecitas blancas, una por cada día de calendario, en un recipiente que mira, sobre todo, cuando las dificultades cotidianas aprietan, y suele decir: “He tenido días peores”.

Actualmente preside una asociación de niños trasplantados hepáticos. Lo tuvo claro. Lo tiene muy claro. 
 
 

Así funciona un hígado.

Gracias.

Félix José Martín Gallardo.
Swx20088@gmail.com

viernes, 24 de junio de 2016

Cuando la H suena, por Júlia Prieto


Soy Júlia, Psicóloga Interna Residente. Hace unas semanas me incorporé al servicio del Hospital Clínico Universitario de Valencia para iniciar mi formación y traigo buenas noticias.

Estos días de novedad han sido emocionantes, y en ningún momento me hubiese imaginado que en mi primera reunión de los adjuntos de psicología aparecería dentro de los puntos del día una H.




Desde la UCI del hospital nos había llegado una demanda de la jefa del servicio para incorporar un psicólogo en la unidad. No pude más que esbozar una sonrisa de triunfo; se estaba propagando. A continuación se produjo lo que no podía ser de otra forma: un cabeceo afirmativo siguió a otro y nos encontramos, de repente, debatiendo cómo podríamos materializar la propuesta.

No obstante somos realistas, conocemos las limitaciones del servicio que hace la petición: el Hospital Clínico Universitario no pasa precisamente por un buen momento económico y según me han dicho uno de los departamentos más afectados es la Unidad de Cuidados Intensivos, pero no olvidemos que todo proyecto empieza siempre con una petición.

De igual forma nos encantaría los equipos multidisciplinares se instauraran como el nuevo paradigma, ¡ojalá se propaguen como un virus por todos los departamentos!. Por desear también desearía poder vivir este cambio que comienza a echar cimientos y si no es así me alegraré de que los residentes que me sucedan puedan participar en este genial proyecto porque estoy segura de que tarde o temprano será una realidad.

Antes de empezar mi carrera sabía que me quería dedicar a algo que tuviera que ver con el factor humano, luego te das cuenta que el factor humano está en todo, no puedes separarlo. Este es el mensaje que debe de llegar y que Gabi tan bien trasmite.

Que nuestras bocas nunca dejen de tomar aire para propagarlo.

Júlia Prieto

jueves, 23 de junio de 2016

La llama sigue viva: IV premios Albert Jovell


Hola a todos, mis queridos amigos.

Llegan los primeros frutos del Foro Premios Albert Jovell, donde como sabéis Proyecto HU-CI fue protagonista gracias a La Revolución de la Emoción y en la ceremonia de entrega de premios.

Y es que esta tarde, a las 19 horas en el Ateneo de Madrid va a tener lugar la ceremonia de entrega de premios de la IV Edición de los Premios Albert Jovell del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC).




Este año, han apostado por un maestro de ceremonias absolutamente novato en este tipo de eventos, y así lo sintieron tras escuchar la charla del jueves pasado ante más de 500 personas en la Universidad Internacional de Cataluña

Pero os puedo asegurar que como familiar de persona con cáncer y como profesional al servicio de los demás, no puedo estar más orgulloso. Y como es tiempo de piscinas, pues me tiré de cabeza cuando me lo propusieron.

9 categorías que pretenden poner en valor a todos aquellos profesionales que hacen la vida un poco más fácil a los pacientes con cáncer y sus familias. Y con un jurado compuesto por pacientes y supervivientes de cáncer, que quiere seguir animando a todas las personas que dedican su tiempo y trabajo al campo de la oncología, con la calidad y humanidad que Albert Jovell promulgó a lo largo de su vida.

La llama sigue viva, y no os lo podéis perder.

Feliz Jueves,
Gabi

miércoles, 22 de junio de 2016

¡No parece un Hospital! Por Mónica Ferrero


¡No parece un Hospital!.
 
Eso es lo que los primeros pacientes dijeron al conocer el nuevo centro de Día de Oncología y Hematología Pediátrica del Hospital Materno Infantil Vall d’Hebron en Barcelona.

Cuando vamos a someternos a un tratamiento, estamos nerviosos y tenemos miedo. Pero nuestra experiencia puede mejorar si nos encontramos en un espacio atractivo, amable, cálido y acogedor.

Y eso es lo que han hecho en Vall d’Hebron. Han creado un concepto basado en diferentes mundos y experiencias que han llamado “parque de atenciones”. Un espacio donde los pacientes y sus familias reciben todo tipo de cuidados y atenciones: médicos, personales y emocionales.

“El objetivo es que los niños y niñas se sientan cómodos durante el tratamiento que deben recibir y por este motivo, además de los últimos avances tecnológicos, el diseño del espacio se ha pensado para que las familias estén en un entorno único, agradable y que fomente un mejor estado de ánimo, mediante la suma de pequeñas experiencias.”




Para conseguirlo han aumentado la superficie de 100 a 500 m2 y se ha dividido el espacio del “parque de atenciones” en 3 zonas. Se ha partido de una base común para todo el “parque”: espacios en blanco y elementos decorativos realizados en madera, esta base servirá cómo nexo de unión entre las zonas.

Cada zona tiene su personalidad que se caracteriza e identifica por el diseño, mobiliario, materiales y colores que combinados con luz natural e iluminación potencian la calidez y amabilidad del espacio.

La sala de estar recrea un bosque, se ha planteado con diferentes ambientes pensados para los niños y familias: zona de asiento, juego y un espacio más versátil y más tecnológico. Los elementos que identifican el espacio son la madera en su color natural y el color verde, se ha creado una imagen visual con elementos que representan la naturaleza realizados también en madera y se han distribuido creando el entorno del bosque.




El universo, es el área de consultas médicas. Está separada de la sala de estar por un vidrio que no cierra el espacio y permite que fluya la luz. Se plantea en base a un diseño muy sencillo: espacio panelado en blanco con puertas integradas que muestran un espacio ordenado y organizado donde resaltan y se potencian los elementos decorativos y señales realizadas en madera. Se juega con la temática y colores, en este caso el amarillo es el principal.


 
 
Y por ultimo los boxes y zona de tratamiento son el circuito de carreras. Se plantea como los boxes de reparación de vehículos de la carrera que están representados en cada cortina. 



En este caso el color naranja es el que identifica el espacio, además algunos de los boxes tienen luz natural, aportando mucha luminosidad. Me parece muy interesante cómo se ha planteado esta idea ya que crea un entorno más cercano para los niños.






Hay que diseñar y llevar a la realidad estos espacios funcionales, tecnológicos, eficientes, cálidos y amables, que nos permitan mejorar la experiencia del paciente y familia, repercutiendo además en un mejor espacio de trabajo para el personal sanitario con un fin: Humanizar la atención sanitaria

Saludos,
 
Interiorista en Lab In Action
 

sábado, 18 de junio de 2016

¿Una piscina en la UCI? Por Wes Ely

 
Publicado en The Wall Street Journal, 17 de Junio de 2016
 
"¿Una piscina en la UCI? No estás bien de la cabeza."

La voz de la enfermera se perdía entre el ruido del ventilador y las bombas de infusión.

Cinco días antes, habíamos ingresado a Bennie, un veterano de Vietnam, en la UCI de nuestro hospital de veteranos en Nashville, Tennessee. Frágil y arrugado, tenía una mirada de total confusión y un ceño fruncido que arrancaba las fibras del corazón incluso al médico más insensible. Décadas en los campos de tabaco del sur le dejaron lo suficientemente viejo para recordar la Presidencia de Hoover. Una neumonía doble y demasiada sedación le causó delirium.

Como por su médico, estaba agradecido por su familia. Su hija y su hijo, Laura y Len imploraban: "Tenga mucho cuidado de papá. Él es todo lo que tenemos". Verle conectado a un respirador es aterrador, dijeron, pero creemos en los milagros. Tal y como le amaban, esa mentalidad podría ser problemática ya que la situación de su padre tenía todos los ingredientes de una enfermedad letal a pesar de nuestra mejor tecnología.


Con antibióticos y fluidos, Bennie mejoró muchísimo y se pudo retirar el ventilador varios días más tarde. Esa misma noche, sin embargo, un ictus masivo paralizó su lado izquierdo, y volvieron las medidas de soporte orgánico. Rápidamente administramos medicamentos trombolíticos, y mejoró otra vez, recuperando  el movimiento de su brazo izquierdo y la pierna. Al día siguiente, el interno nos informó: "Ha mejorado su delirium, y deletrea palabras con el tubo endotraqueal a pesar de la grave neumonía por aspiración.

Sentí que era una ventana de esperanza. Preguntamos sobre los objetivos de vida de Bennie a la luz de lo que había pasado y hablé directamente sobre la situación. Con sus hijos delante, le sostuve su mano y le miré a los ojos. Eligiendo mis palabras basado en lo que sabía acerca de sus antecedentes y las expectativas de la familia en los milagros, le dije: "Bennie, al igual que las plantas de tabaco eventualmente se marchitan y se marchitan, así nos pasa a nosotros. Has mejorado en algunos aspectos, pero en general estas muy débil. ¿Cómo podemos servirte mejor?".

 A la mañana siguiente, Laura y Len eran optimistas, lo que me confundió bastante ya que Bennie parecía más débil que nunca. Señalaron unas palabras en una pizarra de la habitación, explicando lo que quería Bennie: "Signos vitales estables. Bautismo." 
Vi a Kelly, nuestra supervisora, sonriendo como un gato que se había tragado un canario. En sus brazos agarró una caja que tenía una piscina grande de vinilo. Primero me aseguré que esta fue realmente la solicitud de Bennie y no de la familia. Mi siguiente pensamiento fue que necesitaríamos un sacerdote para ungirle con agua bendita en su cama, pero Laura no estuvo de acuerdo.
 
"A Jesús no le rociaron, Doc, le sumergieron".

Un médico senior protestó que el paciente estaba con el ventilador y dijo que nunca había visto un bautismo como éste en 50 años de práctica. Había miles de opiniones sobre si esto era apropiado, seguro o incluso posible.


Se despejó un espacio grande al lado de la cama de Bennie y una bomba eléctrica infló la piscina. Como resultó demasiado difícil llenarla a cubos, un ingeniero preparó un tubo de diálisis para hacer circular en la piscina un chorro de agua tibia.  Luego izamos a Bennie en el aire a través de una grúa y el ventilador fue desconectado antes de bajarle a la piscina. Len llevaba suavemente en sus brazos a su padre, el hombre que le había mostrado cómo cultivar. Siguiendo la tradición cristiana, lentamente sumergió la cabeza de Bennie completamente bajo el agua diciendo: "Papá, yo te bautizo en el nombre de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo." Por detrás, el ceño de  la trabajadora social de cuidados paliativos decía: "Asombrosa Gracia". El resto estábamos congelados en el tiempo.




 
Lo primero que vimos al sacarle del agua fue el tubo corrugado azul del ventilador. Después apareció su rostro. La enorme sonrisa de Bennie parecía decir: "Mejor tarde que nunca".

Cuando murió una semana más tarde, Laura me suplicó que le contara a otras personas acerca de su padre, esperando que su experiencia les demostrara que "Todos podemos ser fuertes a través de nuestra debilidad."

De hecho, he visto decenas de pacientes y sus familias usando esa consunción extrema como catalizador para una profunda renovación interior. Los dos "marcos" más importantes que atravesamos en nuestra vida son el nacimiento y la muerte. Normalmente asociamos el bautismo con la vida, sin embargo, Jesús habló de la muerte como un bautismo que indica el siguiente paso formativo sobre lo que morir representa para nuestro viaje.

La respuesta del equipo de la UCI a la petición inusual de Bennie me enseñó una lección duradera sobre compasión y empatía. Compasión puede ser sentir lástima por alguien; empatía es sentir "con" alguien. En toda la locura que hubo en el  hospital ese día, bucear profundamente en la vida de Bennie a través de su bautismo conectado a un ventilador nos permitió a todos renacer también. 

Estando "con" él en esa piscina y saliendo fuera de ella, caminamos en la vida de los demás mejor preparados para servirles.

Dr. Wesley Ely
Profesor de Medicina y Cuidados Intensivos en Nashville VA Medical Center y Vanderbilt University Medical Center.
 

Sobre Musica y Musicoterapia en UCI, por María Rojas


Mucho, muchísimo se está hablando últimamente de “Música en la UCI”, algo que hace muy poquito era una locura, ni siquiera imaginar. Y es algo maravilloso.

Se están haciendo muchísimos esfuerzos por acercar la belleza de la música a nuestras UCI, porque la música nos acompaña de forma consciente o inconsciente a lo largo de toda nuestra vida, incluso antes de nacer. Y en un momento tan difícil como es estar luchando por la vida puede ser la mejor “medicina para el alma”.

Pero eso no quiere decir que estemos haciendo Musicoterapia.
 

Fuente: Pantosterapia

¿Qué es musicoterapia?.

En Estados Unidos, la definición que se emplea con más frecuencia, la planteó la Asociación Estadounidense de Musicoterapia en 1980, y es esta:

“La musicoterapia es el empleo de la música para alcanzar objetivos terapéuticos: la recuperación, conservación y mejoría de la salud mental y física”

Pero la musicoterapia ha ido evolucionando y también modificando su definición y en el año 2011 la Federación Mundial de Musicoterapia (WFMT) pasó a definirla como:

 “La utilización de la música y/o de sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) por un musicoterapeuta cualificado, con un paciente o grupo, en el proceso diseñado para facilitar y promover comunicación, relación, aprendizaje, movilización, expresión, organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de lograr cambios y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas”.

Y ahora seguimos intentando explicar cómo acaba una persona que no es sanitaria, ni siquiera familiar de un paciente, realizando una sesión de terapia musical en un Box de UCI, o cómo termina una enfermera colocando un reproductor de DVD entre las conexiones de las bombas de perfusión, los cables de monitorización y las tubuladuras del respirador.
 
Pues bien, estas situaciones responden a la búsqueda de medidas complementarias, no farmacológicas, que nos ayuden a controlar los factores estresores, tanto ambientales como psicológicos y que suponen una “agresión” para nuestros pacientes. Sabemos que las dosis elevadas y durante periodos prolongados de sedantes y analgésicos opioides también se asocian a efectos adversos, en ocasiones las consecuencias son graves, estas medidas no farmacológicas nos ayudarían, no sólo a disminuir las dosis de medicamentos, sino a hacer de nuestras Unidades un entorno menos hostil, establecer nuevas vías de comunicación con nuestros pacientes y facilitarles formas de expresión, de reencuentro con ellos mismos, control de la ansiedad, mejora del sueño nocturno...Las posibilidades son infinitas.

Hoy os cuento cómo hemos empezado a trabajar en nuestra Unidad:

MUSICOTERAPIA en UCI es un trabajo complejo, requiere un riguroso estudio de cada caso.
 
Con gran humildad y muchas ganas de aprender, comenzamos creando un grupo de trabajo (una Enfermera, un Intensivista y una Musicoterapeuta). En una sesión individualizada de Musicoterapia, la especialista (Musicoterapeuta) trabaja con el paciente y/o su familia, como nosotros hacemos una historia clínica y estudia una “Historia biográfica musical”, que es única para cada uno de nosotros. A través de ésta, se fijan unos objetivos terapéuticos planteados entre el equipo asistencial y la Musicoterapeuta. En otra parte de la sesión, explora las reacciones fisiológicas del paciente utilizando herramientas de Musicoterapia donde se crea un nuevo canal de comunicación.

En la mayoría de los casos, las familias son parte importante de este proceso, convirtiéndose al mismo tiempo en objeto de terapia, ya que no sólo de abre una vía nueva de expresión y canalización de emociones con el terapeuta y el equipo asistencial, sino que se sienten partícipes de los cuidados de su familiar.

Otra parte de nuestro proyecto, consiste en el uso de la música como un cuidado-enfermera, al establecer el diagnostico de un problema (NANDA).
 
Por ejemplo, temor o ansiedad. Se detalla un plan de cuidados, definiendo unos resultados esperados (NOC) y las intervenciones de enfermería (NIC) necesarias para su consecución. Es aquí donde la terapia musical o uso de la música como cuidado pasa a ser una intervención-enfermera, contando con el asesoramiento del Musicoterapeuta.

Muchísimas las UCI que en los últimos tiempos hemos empezado a dar sus primeros pasos alrededor de este apasionante tema, pero también cierto revuelo.
 
Por una parte asombro y desconcierto entre los Musicoterapeutas y por otra, bastante desinformación por parte del personal sanitario. 

Y lo último que quisiéramos es que los malentendidos estropeasen el comienzo de esta maravillosa historia de amor, de amor por la vida y por algo que tenemos en común estos dos mundos que están destinados a hacer GRANDES COSAS JUNTOS.
 
Un trabajo apasionante: ayudar a los demás.

Dra. Maria Rojas
Médico Intensivista

viernes, 17 de junio de 2016

Una Mirada al Corazón de la UCI


Ingresar en un hospital supone un trauma emocional para cualquier persona. Ocasiona la ruptura de la vida cotidiana. Desde HU-CI Mancha Centro, a través de la lectura, contribuimos a paliar la soledad y el aislamiento que sufren nuestros pacientes. La lectura tiene un papel importante dentro de nuestra vida diaria. Aporta muchos beneficios, como prevenir los estados de ansiedad y depresión que se derivan del proceso de hospitalización.




Leer distrae al paciente, le hace olvidar su situación, le conecta con el exterior, le sosiega y mejora su estado de ánimo.

Nuestra Unidad de Cuidados Intensivos creó en el mes de abril una mini biblioteca. O
frecemos a nuestros pacientes pasatiempos, periódicos, revistas, libros y también e-books. Todos ellos recibidos de aportaciones de compañeros, amigos y familiares. ¡Gracias a todos por hacer que este proyecto se haga realidad!.

Además, os enviamos a participar en nuestro primer Certamen de Relatos Cortos, que busca conseguir la mayor información posible acerca de los pacientes que han vivido una experiencia en UCI. Pero también nos interesa conocer cómo lo vivieron los familiares y de igual forma los profesionales que trabajan en una UCI.


Podéis consultar aquí las bases, y seguir toda la iniciativa en nuestro grupo de Facebook.

Desde la HU-CI del Hospital La Mancha Centro, en Alcázar de San Juan, todos juntos con #humaniza.

miércoles, 15 de junio de 2016

I Congreso de Experiencia del Paciente


Hola a tod@s, mis queridos amigos. 

Ya os decía ayer que esta recta final de junio viene a tope, y es que el próximo viernes 17 se celebrará en Madrid el I Congreso de Experiencia del Paciente, organizado y promovido por nuestros amigos del Instituto Experiencia del Paciente, a quien ya conoceréis muchos de vosotros por el Taller de Co-creación para diseñar la HUCI ideal que impartieron en las #2JHUCI.






El objetivo del congreso es dar a conocer a la sociedad científica y colectivo de pacientes las mejores iniciativas de salud centradas en la experiencia del paciente a nivel nacional que se hayan planteado y desarrollado gracias a la sanidad participativa y a la colaboración de los diferentes agentes implicados. Aquí podéis descargar el interesantísimo programa, lleno de amigos y referentes de los que aprendemos día a día.

Y por supuesto estará Proyecto HU-CI (representado por José Manuel Gómez) en el bloque 4 sobre Humanización de los Cuidados, compartiendo mesa entre otros con Pedro Soriano de #FFpaciente para debatir sobre si es la Humanización de la Sanidad una asignatura pendiente. 

En el Congreso, tanto profesionales sanitarios como los pacientes y familiares tendremos la oportunidad de interactuar con los responsables de las iniciativas y aprovechar la reunión para generar lazos y relaciones de colaboración entre ellos. 

Todo un éxito de convocatoria, con el aforo completo desde ya hace muchas fechas porque nadie se quiere perder este gran evento, que podremos seguir en el hashtag #IEXP16

Nuestro más sincero agradecimiento a todo el equipo del IEXP y en especial a Carlos Bezos por su amable invitación y por seguir caminando juntos. 

Feliz Miércoles, 
Gabi

martes, 14 de junio de 2016

Foro Premios Albert Jovell 2016


Hola a tod@s, mis queridos amigos.

Estamos en la recta final de la primera mitad del 2016, y no la podíamos acabar mejor.

El próximo Jueves 16 de Junio tendrá lugar en la Universidad Internacional de Cataluña de Barcelona la II Edición del Foro de Premios Albert Jovell.



Podéis consultar aquí el programa del evento, en el que participaremos de forma muy activa junto con Rafael Bengoa para intentar explicar el Modelo Efectivo-Afectivo del siempre presente Dr. Albert JovellY no estaremos solos.




Proyecto HU-CI cambiará la H durante 20 minutos por la A de Afectivo, con la ponencia "La Revolución de la Emoción". Posteriormente, sobre las 12.45 tendrá lugar la Ceremonia de Entrega de los Premios Albert Jovell 2016. ¡Deseamos mucha suerte a todos los participantes, entre los que nos incluimos!. Independientemente, aquí todos ganamos.

Pinchad aquí para ver el evento al completo en Streaming el Jueves 16 de Junio de 10 a 14 horas. Podéis seguirnos también en twitter con el hashtag #ForoPremiosJovell. O también podéis descargaros la aplicación gratuita Guidebook para interaccionar con el Foro.

Y si queréis empaparos de más información, podéis echar un vistazo a las dos ediciones de la Revista Corriente Jovell.

Estamos felices y muy agradecidos a la organización, especialmente a Ramón Frexes, Alejandro González y Almudena Civera de Janssen, por apostar por nosotros para formar parte de este día tan GRANDE.

No podéis perdéroslo.

Feliz Martes,
Gabi 

sábado, 11 de junio de 2016

La distancia no es el olvido

 
Hace hoy justo un año que pasabas al otro lado, y no puedo contener las lágrimas recordando las palabras de Alfredo, y todo lo vivido.
 
Un año en el que tus lecciones cada día ayudan a más gente, quién te lo iba a decir.




Desde luego, la distancia no es el olvido. Fíjate que siento que me sigues y acompañas desde lejos, tú y otras muchas personas, y que cada día mandáis fuerzas para no desfallecer. Si no, sería imposible hacer todo lo que estamos haciendo.
 
Así que seguimos viviendo, con humor, actitud y poniendo el alma en lo que hacemos.
 
La vida y la muerte.

 
Juan Francisco Heras Sacristán
2-4-1937 / 11-6-2015

 
Cuídate Paco, y gracias por estar.
 


Gabi

viernes, 10 de junio de 2016

#IVGestiónSanitaria en imágenes


Hola a tod@s, mis queridos amigos.

Mucho dieron de sí las IV Jornadas de Gestión Sanitaria de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA),
en el Hospital Universitario Son Espases de Palma de Mallorca.

En un auditorio lleno de gerentes y directivos de salud, tuvimos la oportunidad de prender la llama que #humaniza. Mirad qué resumen más genial hizo Mónica López (autora del blog Salud Creativa).

 


Pero si queréis ver el resumen completo de las ponencias, no os perdáis este vídeo (son 4 minutos).



 
 
Como siempre decimos en Proyecto HU-CI, juntos sumamos más. Y conseguir que los que tienen "la suerte o la desgracia" de gestionar sean conscientes de la importancia de la humanización de la Sanidad, es una fantástica oportunidad que tengo que agraceder a Mª Dolores Acón, que supo ver la necesidad de El Cuidado de lo Invisible.
 
Ahora, a bajarlo a tierra con la ayuda y el apoyo de los gestores.
 
¡Seguimos!
 
Feliz Viernes,
Gabi

jueves, 9 de junio de 2016

Tú a Vigo, yo a Burgos


Hola a tod@s, mis queridos amigos.

Seguimos con el "Non-stop" de la humanización de cuidados, y esta semana nos duplicamos.

Hoy jueves,
José Manuel Gómez participará en el VII Congreso de la Sociedad Gallega de Calidad Asistencial (SOGALCA), convirtiéndose en la tercera visita de Proyecto HU-CI a tierras gallegas en poco menos de mes y medio. Volvemos al Hospital Álvaro Cunqueiro, donde hace menos 2 semanas participamos en la reunión de SOGAMIUC.
 



Podéis descargar aquí el programa. José Manuel participará en la primera mesa-debate de la tarde, "Humanización de Cuidados", y como veis, estará pero que muy bien acompañado:



 
Y el viernes, estaremos en Burgos en el 28 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (#SEMES2016).


 
Este es el excelente y completísimo programa del congreso de nuestros compañeros y amigos. 

Nuevamente Mari Cruz Martín participará en la mesa "Humanización en la Asistencia Sanitaria y Trabajo en Equipo", y seguro que conseguirá, como decía Esther Gorjón el otro día en Twitter, añadir la H a la "Hurgencia y la Hemergencia" (al final la R.A.E nos denuncia, y si no, Rosa Taberner).



 
Como veis, la H a tope sigue expandiéndose, porque #humaniza la sanidad es cosa de todos y entre todos estamos cambiando nuestro mundo.
 
Muchas gracias a SOGACA y a SEMES por sus respectivas invitaciones. Juntos sumamos más.
 
Feliz Jueves,
Gabi

miércoles, 8 de junio de 2016

UCI de Puertas abiertas: ¿hay algo más humano que individualizar?


En España, las UCI tienen un horario de visitas que podríamos categorizar en tres modalidades: Horario abierto 24 horas (3,8%), Horario abierto diurno (9,8%) y 2 visitas al día, entre 30 y 60 minutos (67,7%).

En las II Jornadas de Humanización de los Cuidados Intensivos (#2JHUCI), pudimos escuchar como Silvio y Magda nos hablaban de la experiencia de su hijo en la UCI. De como Magda nos relataba aquel momento en que volvió al Box tras tener que ausentarse del lado de su hijo (un hombre adulto), y este le dijo: ”Por favor mamá, no me vuelvas a dejar solo”.

Más allá de intentar caer en sentimentalismos (lo cual por otra parte no veo que tenga ningún inconveniente), creo que hay que parar un momento, y hacerse una pregunta: ¿Cuántos de ustedes han estado ingresados en una UCI?.

Estar solo, enfermo y consciente dentro de un Box de UCI, da miedo. Y desde la más profunda antigüedad prehistórica, cuando el ser humano ha tenido miedo, se ha integrado en clanes, ha buscado asociaciones… Se ha refugiado en la familia.

La búsqueda de la protección del grupo ante el miedo y principalmente, de la familia… Y no digamos ya de la madre, es una de las más elementales leyes de supervivencia de la naturaleza. Hasta los animales la practican.

El término “Puertas abiertas” puede llevar a confusión. Expliquémoslo pues:

"Puertas abiertas" es aumentar y mejorar la compañía y la comunicación de los pacientes con sus seres queridos. Es una apuesta por mejorar la calidad, la compresión, la sensibilidad y la humanidad sobre nuestros pacientes.

"Puertas abiertas" no es un mercado. "Puertas abiertas" no es 24 horas, los 365 días del año, el 100% de las UCI, en todas las circunstancias (en algunas… si). Y hay una frase muy buena para entender esto: “No hay nada más injusto que tratar igual lo que es desigual”.

“Puertas abiertas” se trata de que aumentemos los horarios de visita, que los flexibilicemos. Con responsabilidad y con sabiduría. Que los sepamos administrar según el paciente, su enfermedad y sus deseos (hay pacientes que no quieren visitas), según las familias, según la unidad (con o sin pasillo perimetral, con boxes individualizados o no). Pero siempre intentando la conciliación entre el trabajo de los profesionales, y que nuestros pacientes estén acompañados por sus familias el máximo tiempo posible.

En la UCI de San Juan de Dios de Córdoba apostamos por un modelo en el que cada paciente y todo lo que le afecta, rodea y concierne, forma un todo que el equipo estudia individualizadamente desde su ingreso y a diario de manera dinámica. Y seguro que muchos de ustedes también.

Con la premisa de ampliar y flexibilizar las visitas en todos nuestros pacientes… ¿Hay algo más humano que tratar cada caso individualmente?.  



En la entrada hemos colocado este cartel, porque estamos convencidos de que dar explicaciones a las personas sobre el porqué de las cosas, también es humanizar.

Desde Proyecto HU-CI, queremos fomentar una UCI amable y cálida que pueda paliar de alguna manera el dolor y el sufrimiento que acompaña a nuestros pacientes y sus familias…

Y aclarar el concepto: “UCI de puertas abiertas”.

Dr. José Carlos Igeño Cano
Médico Intensivista y Miembro del Proyecto HU-CI.
Coordinador de Servicio de Medicina Intensiva y Urgencias.
Hospital San Juan de Dios de Córdoba

martes, 7 de junio de 2016

El Plan de Humanización de las UCI de Madrid


Hola a tod@s, mis queridos amigos.

En septiembre de 2015, representantes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y de Proyecto HU-CI (Humanizando los Cuidados Intensivos), acordaron la necesidad de elaborar un plan de Humanización de las UCI de Madrid.

Desde un primer momento, se aceptó por parte de la Consejería la condición de que los documentos y métodos de implantación generados por el Plan fueran de libre acceso y totalmente exportables a otras Comunidades Autónomas y a otros países.




Se creó un Comité Técnico constituido por profesionales sanitarios (médicos intensivistas, enfermeras, intensivistas pediátricos, psicólogos, fisioterapeutas, arquitectos y diseñadores) comprometidos en actividades de humanización, entre los que se encontraban representantes de la Sociedad de Medicina Intensiva de la Autonomía de Madrid (SOMIAMA), así como pacientes como expertos externos.

Este Comité se apoyó en revisores expertos (miembros del Proyecto de investigación internacional HU-CI), y en el soporte técnico de miembros de la Dirección General de Coordinación de la Atención al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria, y de la Dirección General de Planificación Investigación y Formación, pertenecientes a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

 
El Comité estableció ocho líneas estratégicas de trabajo.

1. UCI de puertas abiertas.

2. Comunicación.

3. Bienestar del paciente

4. Presencia y participación de los familiares en los cuidados intensivos

5. Cuidados al profesional

6. Prevención, manejo y seguimiento del Síndrome post-cuidados intensivos

7. Infraestructura humanizada

8. Cuidados al final de la vida

Cada línea fue abordada por una comisión de trabajo, constituida por miembros del Comité con ayuda de expertos
externos que cada comisión consideró necesarios. Cada comisión redactó un borrador de acuerdo a una metodología común.


Estos borradores constan de: introducción, objetivos (generales y específicos), actividades o tareas para su cumplimiento, indicadores de evaluación, con categorías definidas, y referencias bibliográficas. Los documentos elaborados por las comisiones fueron debatidos y consensuados en reuniones de trabajo del Grupo Técnico para elaborar una primera versión borrador del documento.

Esta versión será presentada el próximo lunes 13 de Junio a las 16 h en el Auditorio del Hospital Clínico Universitario San Carlos, para ser discutida con todos los trabajadores de las UCI de la Comunidad de Madrid. Vía SOMIAMA, los socios recibiréis un correo electrónico con dicha invitación.

El borrador ha sido enviado a los Jefes de Servicio, por lo que si queréis consultarlo previamente a la reunión, no tenéis más que pedírselo.

Posteriormente, el documento definitivo del plan será presentado por la Consejería de Sanidad.

Por tanto, os convocamos a asistir a dicha presentación el próximo lunes, donde también se presentará una encuesta que hemos realizado sobre el estado de humanización de las UCI de Madrid.

¡Os esperamos a todos!
 
Feliz Martes,
Gabi